fbpx

Sebastián Argel y Daniel Azuarte: Los guías de la creatividad

Una maravillosa coincidencia, así definen Sebastián Argel y Daniel Azuarte sus inicios en el mundo del emprendimiento. Estos ingenieros, especializados en gestión de proyectos, ambos curiosos, creativos y metódicos, se conocieron en el espacio Launch Coworking, y nunca más volvieron a separarse. Hoy, juntos realizan charlas y capacitaciones sobre cómo gestionar la creatividad en las personas y compañías.

“Todos podemos ser creativos”, una frase muy común en el mundo empresarial y emprendedor. Pese a lo frecuente de este dicho son pocas las personas que se dedican a enseñarnos cómo serlos y qué barreras debemos derribar para lograrlo. Este desafío se plantearon los ingenieros Sebastián Argel y Daniel Azuarte, quienes buscan romper los mitos y paradigmas en torno a la creatividad, a fin de facilitar procesos y gestión de proyectos. 

Una ruta que inició en Launch Coworking cuando Azuarte realizaba su charla “Ingeniería Visual”, y Argel participó en ella. La conexión no tardo en darse, y juntos decidieron acompañarse en el solitario camino de emprender. 

Dicen que emprender es un camino muy solitario. ¿Creen que esto es así? ¿Hubieran logrado lo mismo sin estar juntos? 

Sebastián Argel (SA): Por supuesto que sí. Creo que para lograr lo que hemos hecho con Daniel fue importante conocernos en Launch Coworking, y obviamente, tener algo que aportarnos el uno al otro. Puesto que para poder encontrar un equipo debes tener algo de valor que ofrecer y también tener claro qué necesitas de tu socio. La verdad es que durante un tiempo nos cerraron tantas puertas que con Daniel nos hacíamos ‘piecito’ para entrar por la ventana y Launch siempre fue nuestro centro de operaciones. Hoy, la gente ya conoce nuestras capacidades, pero desde un principio no. Tenemos muy metido en la cabeza hacer historia y cuando un equipo emprendedor se lo propone nadie lo detiene. 

Daniel Azuarte (DA): Es un camino solitario en la medida que tú lo quieras. Al final, el emprendedor siempre requerirá conectarse con clientes y suplidores, pero transitar el camino con alguien que comparta tu visión es muy valioso. La sinergia que se genera es genial y la que he generado con Sebastián me ha permitido acelerar los hitos de desarrollo y aprender muchísimo. Una sola persona difícilmente puede hacerlo todo. Creo que lo difícil es conseguir un compañero verdaderamente comprometido con esa visión, no que solamente participe, si no que esté dispuesto a dejarse la piel contigo porque sabe que el éxito de las partes es un gran éxito del conjunto, sin egoísmos. Así como dice el adagio: “una mano lava a la otra, pero las dos lavan la cara”. 

Entonces, un cowork los unió ¿Cuál crees que son los beneficios que ofrecen estos espacios?

SA: Estos espacios son una comunidad de apoyo e inspiración, en donde se comparten estrategias, contactos e historias de éxito. Esto te ayuda para acortar el camino hacia tu primera venta y cargarte de esa magia que tienen los emprendedores. Cuando te rodeas de gente increíble te vuelves invencible.  En el caso de Launch Coworking, se junta mucha gente increíble, personas que nos inspiran y motivan a innovar en esta linda competencia sana por ayudar y aportar. 

DA: Sumado a lo que dice Sebastián, mucho más allá de lo que pueda ofrecer un cowork con sus espacios y equipos, el principal beneficio está en pertenecer a una comunidad. Todos aquí tenemos muchas ganas de compartir y aportar, y eso genera un ambiente muy rico, donde las conexiones suman mucho, no para vender tus productos o servicios sino para enriquecerlos. Esto hace del Launch Coworking un sitio propicio para cualquier emprendedor que quiera ir más allá de sentarse con su computadora y trabajar. Sino que permite abrir sus puertas a todos los que quieran llegar y aprender. 

Entonces, ¿Creen que estos espacios pueden aportar al nacimiento de nuevos emprendimientos?

SA: Creo que como charlistas contamos nuestros inicios, inspiramos y entregamos una hoja de ruta. En este sentido, Launch Coworking ayuda a brillar a los emprendedores, éstos generan una sinergia que hace que más personas se activen y dejen de soñar para empezar a accionar. 

DA: Claro. Imagínate que sin Launch Coworking no hubiera conocido a Sebastián. Allí partió todo. El espacio te invita a atreverte a dar ese primer paso, a decir en voz alta tu mensaje. Estoy seguro de que cualquier participante de algunas de las charlas saldrá inspirado, motivado a que también él o ella pueden compartir su valor. Esa inspiración potencia el nacimiento de nuevos emprendimientos y asociaciones. Allí está la magia de algo con posibilidades gigantescas. Está en cada persona atreverse o quedarse con las ganas de ser espectador.

Finalmente, y desde su ámbito de trabajo ¿Cómo la creatividad puede cambiar nuestra forma de ver las cosas y mejorar la productividad en las compañías? 

SA: En las Universidades nos forman con las capacidades para valorizar opciones y tomar las mejores decisiones, pero la creatividad – desde nuestra perspectiva de ingenieros – nos ayuda a ampliar y potenciar las opciones. Dentro de las emprensas los recursos son finitos y los tiempos son acotados. Por lo cual ser creativos nos ayuda a entender de forma barata y rápida un problema. Un problema bien desarrollado es un problema medio solucionado. En esto, nosotros ayudamos a las empresas a desarrollar y diseñar una estrategia contra ese problema.

DA: La creatividad es fundamental. Esto porque es la manera de encontrar soluciones, por locas que parezcan. Por eso, la creatividad es base en la Ingeniería Visual, dado que la ingeniería ha estado siempre ligada con la creatividad, se nutre de ella. Sin embargo, los problemas cada vez son más complejos y no pueden ser resueltos usando la misma dimensión u óptica con la que los definimos. Allí la gestión visual de la información es la clave, puesto que con ella podemos unir ideas y conceptos, al principio disímiles, para generar nuevas ideas y asociaciones poco evidentes. Todos somos creativos, sin embargo, es necesario entrenar la creatividad, como un músculo, para permitirnos generar esas asociaciones sin caer en el error de juzgarlas con el conocimiento preestablecido. 

A partir de allí la innovación, eje fundamental del desarrollo y aplicación de esa creatividad, apoyado por la Ingeniería Visual, se hace mucho más eficiente.

Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Compartir con amigos