Por todas partes se está hablando de Transformación digital, pero ¿realmente hemos entendido de qué se trata? Según Brian Solis es el realineamiento de tecnología, modelos de negocio y procesos con el fin de crear valor a los clientes y empleados en una economía digital cambiante.

 

¿Se trata entonces de la sustitución de lo humano por lo digital? ¡NO! Hablamos de transformación y no de sustitución, donde el humano ocupa un papel muy importante, porque son las personas, tanto el cliente interno como el externo, de quienes depende la sostenibilidad de la empresa. Por ello es necesario comprender que dentro de este proceso el cliente ocupa un espacio central. En definitiva, el activo humano es el que marcará la diferencia y conectará con la audiencia.

 

Hay que recordar que actualmente lo que realmente construyen los empresarios son personas (clientes fieles), que a su vez edifican y sostienen la dinámica del negocio. Pero si dentro de esa dinámica el cliente no tiene una buena experiencia o las posibilidades de llegar al producto son nulas o atropelladas, la compañía perderá clientes y a su vez perderá el negocio.

 

¿Qué persigue la Transformación digital? Juan Merodio nos lo hace saber:

Incrementar la productividad y eficacia en el funcionamiento interno de la compañía

– Mejorar la eficiencia en la prestación de servicios/productos a clientes

– Gestionar a nivel corporativo e inteligente el conocimiento, la información y los datos

Empoderar a los trabajadores a tomar riesgos controlados y ser recompensados por ello

– Humanizar la empresa

– Reducir la fricción en las interacciones con clientes

Incrementar la velocidad de las transacciones de los clientes

– Reducir costes operativos

Incrementar el grado de lealtad hacia la empresa

– Aumentar cuota de mercado

Acelerar la velocidad de adaptación a las nuevas tecnologías.

 

Entonces de qué va la transformación digital: enseñar a empresarios, capital humano y clientes que es necesario adoptar tecnologías que estén al servicio de sus necesidades, a través de procesos más eficaces y modelos de negocios que permitan construir experiencias especiales y memorables.